jueves, 27 de noviembre de 2014






ALFAJORES DE MEDINA SIDONIA



El alfajor de Medina Sidonia tiene a sus espaldas muchos siglos de historia. Con una receta que se ha transmitido de generación en generación, a esta dulce exquisitez se le denominaba originalmente –y todavía recibe nombres del pasado– como ‘alajú’, que procede del término árabe ‘al-hasú’ (relleno).

Este antiguo dulce y la tradición repostera del municipio gaditano se ha reflejado en diversos escritos y pasajes, aunque el que más fama fama ha conseguido en la historia ha sido el insigne asidonense Don Mariano Pardo de Figueroa, literato, filatélico y gastrónomo del siglo XIX, más conocido por su pseudónimo Doctor Thebussem.

Este personaje era muy conocido por sus tratados gastronómicos, en los que exponía, de manera casi poética, la receta. Así, en su artículo sobre este dulce, escrito en 1881, nos cuenta que el alfajor o bollo de alfajor, como se le llamaba antiguamente, es "un cilindro o croqueta, de once centímetros de altura por dos de diámetro y cincuenta gramos de peso, revestido de azúcar y canela, y cubierto de un papel, humilde o vistoso, que lo envuelve en espiral, plegándose con cierta elegancia en los extremos".

No en vano, Medina Sidonia fue la capital de la repostería del mundo árabe. La fama de sus dulces y alfajores traspasaron todas las fronteras, extendiéndose por todos los países civilizados de la época. Si bien es cierto que se elaboran artesanalmente otros dulces muy conocidos en esta localidad, como el amarguillo, las tortas pardas, o los piñonates, es el alfajor el dulce que ha sido siempre el más representativo de Medina Sidonia. Asimismo, en otras muchas zonas de nuestro país y de Latinoamérica, se fabrican dulces muy parecidos de igual nombre y tradición.


Ingredientes:

400 gramos de pan rallado (si Puede ser rallado por nosotros)
200 gramos de avellanas
300 gramos de almendras
10 gramos de canela molida
20 gramos de anís o matalahúga
1 gramo de clavo
1 gramo de cilantro molido
75 gramos de ajonjolí o sésamo
450 gramos de miel
120 gramos de azúcar
120 gramos de agua

Para el baño de almíbar:

200 gramos de agua
200 gramos de azúcar

Para cubrir:

Azúcar glass



Instrucciones:


Vamos a empezar triturando picos hasta conseguir pan rallado que vamos a reservar. Por otra parte tenemos que tostar las avellanas y almendras. Una vez tostadas las trituramos igualmente hasta conseguir que quede muy finas.

Por otra parte también vamos a pulverizar todas las especias y las incorporamos a los frutos secos que trituramos antes. Reservamos todo.

Preparamos un almíbar con el agua y azúcar de la masa y dejamos que enfrié. A continuación calentamos la miel hasta que hierva y se la incorporamos a los frutos secos, y el pan rallado, posteriormente incorporamos también el almíbar. Amasamos muy bien hasta que quede todo amalgado.

Vamos cogiendo porciones y dando forma redondeada y alargada, el tamaño va a depender del gusto de nosotros. Los alfajores de Medina normalmente son grandes.

Preparamos después otro almíbar y  el azúcar glass. Una vez templado el almíbar vamos a ir pasando los alfajores por el líquido y posteriormente por el azúcar. Dejamos secar y ya podemos consumir.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda de Recetas

Recetas más vistas

Ragut con nidos de patatas paja

Que rico amigos, este Ragut de Ternera , una delicia de plato y como queda su presentación con esos Nidos de patatas , una Receta de Cocin...

Mejores Postres